La construcción no cesa en Neuquén y los edificios emergen hasta a la vera del río Limay

Más de 100 edificios se ejecutan en la ciudad y otros 20 están en trámite. El radio de construcción en altura se amplió hacia el río Limay, el este y el oeste de la ciudad, mientras que en el balcón de la meseta, se licitan lotes para las obras en altura

En medio de un freno en la actividad económica, la construcción de edificios, casas, loteos y complejos se incrementa en Neuquén, superando los índices de obra del año pasado y de hace dos años. La actividad del cemento superó en el primer trimestre de este año, a las inversiones que se registraron en 2.022 y en 2.023, cifraron desde la municipalidad.

Según un informe estadístico del municipio, en 2024 están en construcción casi 100.000 metros cuadrados y otros 234.689 están «en gestión», es decir, sin iniciar la obra.

De los casi 100.000 metros cuadrados 49.658 son obras ya registradas y más de 48.800 metros cuadrados son provisorios, de ejecuciones ya iniciadas (bases y movimientos de tierra) que requieren de ajustes en la documentación antes de otorgar la registración.

Con mayor porcentaje, los ladrillos fueron destinados a los edificios. Esto surgió tanto de los permisos de construcción, como los de autorización otorgada a las constructoras para demoler o de las cifras por metros cuadrados registrados por desarrolladoras en la municipalidad de Neuquén, como lo adelantó «Río Negro» en abril, tras una recorrida por la zona del microcentro y corredores viales donde se veía en forma notoria que lo que eran viejas casas de la ciudad, ahora lucen como cerramientos de obra para trabajar bases.

Las enormes grúas, que antes de la pandemia resultaban una novedad, en la actualidad forman parte de la vista de la metrópoli en distintos puntos, inclusive en la zona costera, donde hay edificios, por ejemplo, hasta en los loteos privados en inmediaciones de la calle Obrero Argentino, a la vera del río Limay.

Son 17 grúas de gran porte las que trabajan tanto en el centro como en las afueras de la ciudad capital. Se asoman hacia el cielo y por sobre el paisaje urbano en la avenida San Juan hacia el este de la ciudad, en la Godoy (zona oeste) en el bajo neuquino, o en el centro sur y a pocas cuadras de la zona bancaria y área administrativa municipal.

Sólo 2 fueron contratadas en el hospital norpatagónico (obra pública) en tanto el resto suben y bajan material en edificios privados, porque afuera lucen los carteles de los desarrolladores.

En 2.022 se registraron 230.415 metros cuadrados cubiertos de obra particular. En 2.023 la cifra llegó a 257.490. En lo que va de 2024, hay 49.658 metros cuadrados en permisos registrados, otros 48.890 en condición de provisorios y 234.689 en gestión.

El secretario de Infraestructura y Planificación de la comuna, Alejandro Nicola, dijo que en la ciudad hay 100 edificios en construcción y otros 20, de gran envergadura, están en trámite. «Mientras la construcción a nivel nacional está paralizada o en caída, en Neuquén no solo se mantiene, sino que tiene una proyección de seguir aumentando», dijo.

La estadística indicó que respecto al 2022 hay un 45% más de metros cuadrados y según la proyección hasta diciembre, será un 30% más por sobre el registro de 2.023.

Levantar la vivienda propia


Hasta marzo de 2.024 se dieron 83 permisos para todo tipo de obra, tanto la vivienda familiar como o edificios de más de tres pisos de altura. No todo es edificios. De los 36.000 metros cuadrados de construcción autorizados para el 2024, 8.000 son para viviendas de mediana o gran magnitud (edificios) y 22.500 son para viviendas más chicas.

En metros cuadrados, mientras 56.816 están proyectados en obras multifamiliares, unos 37.000 están proyectados (iniciaron permisos y gestiones) para unifamiliares.

Por un lado se notó la construcción en lotes con servicio que se entregaron a familias de sectores asalarialdos en los distritos 7 (869 lotes) o en el foro de la meseta (589 lotes en etapas), como así también en sectores regularizados, que iniciaron construcciones tras lograr la tenencia precaria.

Lo mismo en el distrito 3, donde recientemente se entregaron otros 224 terrenos con todos los servicios, a través del sistema de acceso por sindicatos, colegios profesionales, mutuales y cooperativas.

Los distritos en la zona de meseta, ubicados a la vera de la nueva ruta 22 y tras el área de servicios de la ex autovía norte, concentraron las mayoría de los desarrollos privados. En el 2, se prevé la venta de no menos de 20 espacios donde irán edificios de altura, inmediaciones del Polo Tecnológico y la avenida Soldi, donde se reservaron terrenos para las universidades públicas y privadas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora