Obras para el sector más sufrido de Neuquén por falta de agua

El gobierno de Neuquén ejecutará un acueducto en Varvarco. Mientras que el nacional recibió el pedido para red de agua potable en Barrancas.





El norte neuquino es uno de los sectores de la provincia que sufre grandes faltas de agua, sobre todo en épocas de sequía y emergencia hídrica. Las obras allí son, cada vez, más necesarias. En ese contexto hay dos promesas de obras de agua en la zona, una para Varvarco y otra para Barrancas. La primera anunciada por el gobierno provincial y la otra se comenzó a gestionar con el nacional.

El gobierno provincial anunció que llevará adelante la construcción de un acueducto en Varvarco. La obra cuenta con una inversión de 19.564.000 y un plazo de ejecución de 60 días. Informaron que se construirá un pozo filtrante que tomará agua desde el río Neuquén, y un acueducto a impulsión.

Se detalló además que el nuevo pozo filtrante tendrá un diámetro de dos metros y una profundidad de 7,5 metros. Contará con una bomba electro sumergible vertical que impulsará el agua por el acueducto, que se construirá desde los primeros días de febrero.

Aseguraron que la obra, que fue presentada por el presidente de la comisión de fomento de Varvarco-Invernada Vieja, Gastón Fuentes, permitirá mejorar la calidad del agua para toda la localidad.

A su vez, el gobierno provincial comunicó que invertirá 6.174.000 pesos para la realización de pozos de perforación en los parajes La Matancilla, Colomichicó y Manchana Co, que permitirán el abastecimiento con agua potable a familias específicas del área rural.

“Agradecemos el acompañamiento del gobernador Omar Gutiérrez y su equipo de trabajo. Son obras muy importantes, porque se trata del agua. El objetivo del acueducto será cruzar el río Varvarco con un zanjeo de 800 metros y captar del río Neuquén para llevar agua de mejor calidad a la cisterna que abastece al pueblo”, explicó el presidente de la comisión de fomento.

Por otro lado, Barrancas también se ilusiona con obras para mejorar la distribución de agua potable. Es que el intendente de la localidad Rubén Figueroa, acompañado por el secretario de Energía de la Nación Darío Martínez y la diputada nacional del Frente de Todos Tanya Bertoldi, presentó en el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa) un proyecto por más de 400 millones de pesos para una nueva red de agua potable para la localidad del norte neuquino.

El proyecto ejecutivo para una nueva red de agua, además de adecuar los sistemas de captación, y modificar los sistemas de almacenamiento con cisternas más grandes,incluye el cambio de la red troncal y la red domiciliaria y la colocación de medidores en las casas para cuidar el servicio. La obra tiene un presupuesto de 400 millones de pesos, de los cuales 77 millones estaría destinados para la primera etapa.

Luego de la presentación del proyecto, el intendente Figueroa aseguró que “se trata de una obra que necesitamos con urgencia, y que va a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”. El jefe comunal destacó el acompañamiento de “Darío Martínez, y de Tanya Bertoldi que nos ayudaron en la presentación del proyecto”, y agregó que esta obra “es para dar una solución al problema del agua en la localidad”.

Por su parte, Bertoldi señaló que “esta va a ser una de las obras más importantes para Barrancas y va a ser posible porque nuestro gobierno nacional tiene una visión federal, y por una decisión de nuestro presidente Alberto Fernández y nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y por supuesto del administrador general del Enohsa Enrique Cresto, que acompañan la gestión de un intendente como Rubén Figueroa”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Obras para el sector más sufrido de Neuquén por falta de agua