Vacunas: Río Negro y Neuquén llegan al primer año con ritmo en baja y metas sin cumplir

El operativo superó los 11 meses y en la región hay más de 50.000 mayores de 18 años sin primeras dosis. El gobierno neuquino pretendía terminar noviembre con el 80% de su población total inmunizada, pero quedó 7 puntos abajo.





Un año de vacunación contra el covid-19 no será suficiente para alcanzar con dos dosis a toda la población objetivo de Río Negro y Neuquén.

Más de 47.000 rionegrinos mayores de 18 años -un 8% del total de esa franja etaria- todavía no tiene siquiera la primera dosis.

En Neuquén la cobertura inicial es mayor, pero los esquemas completos al finalizar noviembre llegaron al 73% de la población total, por debajo del 80% que se había fijado como meta el gobierno provincial.

El operativo de inmunización de las dos provincias cumplirá un año el próximo 29 y las estadísticas oficiales muestran que el ritmo de aplicaciones se desaceleró en forma significativa.

Parte de ese fenómeno se explica en el irregular camino que recorrieron las vacunas enviadas por el gobierno nacional. El flujo fue muy lento en el primer cuatrimestre, tomó velocidad hacia mitad de año y ahora -cuando hay volumen suficiente- se redujo la demanda.

Y esa caída se da por dos razones: en primer lugar, la mayor parte de los adultos completó su esquema en el segundo semestre, por lo tanto, todavía no está en condiciones de recibir el refuerzo habilitado seis meses después de la segunda dosis. Y en segundo orden, por la evidente resistencia de un sector de la población a vacunarse.

“Me preocupa ese 8%”, admitió el ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib, en diálogo con RÍO NEGRO.

El funcionario reconoció también que esa cifra se mantuvo en el 12% durante varias semanas, pero en los últimos logró reducirse, a partir del despliegue del personal sanitario por diferentes sectores de cada ciudad.

De todas maneras, el titular de la cartera sanitaria rionegrina fue escéptico sobre la posibilidad de un avance rápido hacia el 100% de cobertura y por eso se mostró a favor de una medida que no hace mucho consideraba innecesaria: el pase sanitario.

Zgaib se aferraba al buen ritmo de vacunación para evitar las restricciones a espectáculos o eventos, pero los números empezaron a imponer un cambio de conducta.

Río Negro aplicó del 29 de octubre al 28 de noviembre 153.884 dosis, es decir 6.155 inmunizaciones promedio por día, si no se toman en cuenta los domingos de ese período, ya que esas jornadas no funcionan los vacunatorios.

La cifra representa el 55% de los mejores números del operativo en el 2021, con 11.000 dosis aplicadas por día, según informó el ministro.

En Río Negro se aplicaron en 11 meses -del 29 de diciembre del 2020 al 28 de noviembre pasado- un total de 1.183.298 dosis.

Sobre una base de seis días semanales de trabajo, el promedio indica que se aplicaron 3.542 vacunas por jornada.

Ese dato, muy lejano al pico de 11.000 dosis diaria, revela la ineficacia para la provisión de dosis a las provincias.

De acuerdo con reportes del Ministerio de Salud de la provincia, en el primer semestre del operativo se aplicaron en Río Negro unas 350.000 vacunas, mientras que durante los últimos cinco meses fueron 833.000 las dosis colocadas.

Esa demora fue la que impidió evitar las graves y fatales consecuencias del pico de contagios registrado en mayo.

La incidencia positiva de las vacunas puede observarse claramente ahora, cuando la transmisión del virus vuelve a acelerarse en la región, pero la cifra de muertes no acompaña esa tendencia en alza.


El camino por recorrer en Río Negro


Población objetivo total: 746.574 personas mayores de 3 años.

Mayores de 18 años: 577.217

De 11 a 17 años: 66.300

De 3 a 11 años: 103.057

El 84,9% de la población objetivo total tiene al menos primera dosis.

Hay 111.666 rionegrinos sin primera dosis. Dentro de ese grupo, el dato más preocupante son los 47.000 mayores de 18 años, porque se estima que la mayoría conoce que existe un operativo, pero decidió hasta el momento no vacunarse.

El 69,3% de la población objetivo total está cubierta con segunda dosis. Hay 229.315 personas sin segunda dosis, muchos de ellos niños o adolescentes que iniciaron recientemente sus esquemas preventivos.


El esperado movimiento desigual de las curvas


Las curvas de contagios de covid-19 van hacia arriba desde mediados de octubre en Río Negro y Neuquén. La tendencia es idéntica a la registrada a esta misma altura del año pasado, aunque con un menor volumen de casos nuevos diarios. De todas maneras, la diferencia principal es otra: las muertes de este último trimestre son muchas menos que las ocurridas a fines del 2020. Indudable efecto de las vacunas.


La diferencia entre refuerzo y dosis adicional


El responsable del vacunatorio en Roca, Nelson Gutiérrez, explicó las diferencias y alcances de la etapa más reciente del operativo, destinada a convocar nuevamente a personas que ya tienen dos dosis de una vacuna.

Dosis adicional se limita a las aplicaciones de Sinopharm, la vacuna de origen chino que en Río Negro recibieron la mayoría de los empleados públicos, entre otros sectores.

Para este caso, por el menor nivel de eficacia en comparación con los productos de otros laboratorios, se considera que el esquema completo recién se logra con tres aplicaciones.

En cambio, para quienes hayan recibido vacunas Sputnik, AstraZeneca, Pfizer o Moderna, el Ministerio de Salud inició el proceso de refuerzos, que hasta ahora se enfocó en los mayores de 50 años, siempre y cuando hayan pasado más de seis meses desde la segunda dosis.

Gutiérrez detalló que en estos casos, el refuerzo puede ser con la misma vacuna recibida en el esquema inicial o con otra diferente, ya que no existen registros de efectos adversos que desaconsejen la combinación.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Vacunas: Río Negro y Neuquén llegan al primer año con ritmo en baja y metas sin cumplir