Aguada San Roque buscaba tener sus bomberos antes de la explosión en la escuela

La Comisión de Fomento había ofrecido edificios alternativos a la escuela en obra. Estaban en análisis desde el ministerio de Educación.

El martes por la tarde se produjo una explosión en la escuela albergue 144 de Aguada San Roque, un paraje cercano a Añelo, la capital de Vaca Muerta. En ella murieron dos operarios que realizaban arreglos en el lugar y una docente quedó en grave estado de salud, con quemaduras en el 70% de su cuerpo. La principal hipótesis de la fiscalía es una fuga de gas. Hoy se conocerá el resultado de las autopsias a las víctimas. "Es una tragedia que enlutrece a toda la comunidad", confió el presidente de la Comisión de Fomento, Claudio Moyano. El pueblo buscaba tener su propio cuerpo de bomberos, pero la pandemia lo demoró.

"Son momentos muy difíciles los que estamos viviendo como comunidad, como pueblo, la verdad que es una tragedia que enlutrece a toda la comunidad de Aguada San Roque, a toda la provincia", señaló Moyano en declaraciones al programa Vos a Diario, de RN RADIO (89.3).

Ayer se conoció que la escuela que estaba en obra no había sido entregada para su uso y pese a eso el martes a la mañana había habido clases presenciales en el lugar. La Comisión de Fomento había ofrecido lugares alternativos para el desarrollo de las clases presenciales con los estudiantes que no se hospedan en el albergue, ya que estos por la pandemia aún no pueden retomar la presencialidad.

Sin embargo como subrayó Moyano, esos lugares "estaban en la etapa de evaluación". El jefe comunal también aseguró que la decisión de retomar la presencialidad con la escuela aún en obra "no fue de parte nuestra tampoco".

"La obra en la escuela era muy importante para la localidad y se habían hablado de dos o tres lugares alternativos para que los chicos tengan presencialidad", destacó el jefe comunal que fue alumno de la institución.

Tal como contó Moyano la escuela inaugurada en el año 1982 estaba siendo ampliada y remodelada en el 80%. "Es una escuela muy antigua, que es el corazón del pueblo porque estuvo antes que la zona consolidada. A raíz de la escuela se empezó a asentar la población. Es un rol fundamental el de la escuela, es querida y amada por todos los vecinos. Se vio en el siniestro que automáticamente apareció todo el pueblo a ayudar a apagar, con baldes, matafuegos, con lo que tenían, para que el edificio no siguieran avanzando las llamas y poder salvar el resto del edificio".

Quienes finalmente apagaron el incendio fueron los bomberos de Añelo, en colaboración con camiones hidrantes de privados. Es que Aguada San Roque no tiene bomberos, aunque si estaba en los planes tenerlos, pero la pandemia demoró el proceso. "Estábamos dando los primeros pasos para poder armar nuestro cuartel, estábamos trabajando con la central 22 de Añelo, nos habían dado un par de capacitaciones en el lugar con aspirantes, ya habíamos destinado un terreno, estábamos en pleno proceso porque son cosas que un va previendo que pueden pasar. La pandemia nos ha atrasado porque no nos permitía que nos vengan a dar cursos presenciales", contó Moyano.

De todas formas, el jefe comunal destacó que "a pesar de la lejanía, fue muy rápida la acción aunque lamentablemente hubo dos operarios que perdieron la vida, y que mucho no se pudo hacer porque aparentemente fallecieron de inmediato".

Ayer se realizaron la mayoría de las pericias y hoy se conocerá el resultado de las autopsias a los cuerpos de las víctimas fatales. Sin embargo, por dos días más la escuela estará custodiada y a disposición de la justicia y por esp estará prohibido su ingreso. Después vendrá una etapa igual de difícil que la que ya pasó, retomar la normalidad en el lugar.

"La parte donde sucedió la tragedia es una parte de la ampliación del albergue y si bien está dividido por un pasillo, está todo junto, pero pensando en voz alta para que los chicos puedan volver se puede adaptar toda la parte pedagógica de aulas y demás para que los chicos puedan llegar a hacer presencial en la escuela", contó Moyano, quien a su vez reconoció que será un proceso difícil en el que la comunidad requerirá mucha contención.

"Se tiene que trabajar fuertemente en la contención para que cuando vuelvan a la presencialidad, vuelvan sin miedo, que la escuela va a estar bien como todos estos años y que lo que pasó fue una tragedia", aseveró el presidente de la Comisión de Fomento-

Y aseguró: "el edificio es lo de menos, lo vamos a levantar porque me lo voy a poner en el hombro junto con la Provincia y el resto de colaboradores que hay muchos, va a volver a ser lo que era antes. Pero lo emocional, el miedo, lo psicológico hay que trabajarlo con profesionales para los chicos y las familias, el día que tengan que volver a clase".

Escuchá la entrevista completa


Comentarios


Aguada San Roque buscaba tener sus bomberos antes de la explosión en la escuela