Vacaciones de invierno en San Martín de los Andes: dunas de nieve, culipatín y postales de los Siete Lagos

Nuestro corresponsal en San Martín de los Andes partió por la ruta 40 hacia Villa La Angostura y ya en el primer tramo advirtió que este invierno repleto de turistas en la cordillera también se disfruta a pleno en el camino más icónico. Mirá...





Salí desde San Martín de los Andes a buscar imágenes de este invierno 2022: siempre la nieve y la montaña maridan de maravillas en Neuquén. Es un espectáculo visual que no deja de asombrarme a pesar de residir en la Patagonia hace 20 años! Después de varias semanas seguidas de nevadas, suaves pero continuas, se abrió una “ventanita” de clima amable, y la imaginación me llevo hacia el sur, por la 40, camino a Villa La Angostura.

La salida desde San Martín de los Andes. Fotos: Patricio Rodríguez
Primeras postales en el Camino de los Siete Lagos. Fotos: Patricio Rodríguez
Fotos: Patricio Rodríguez
La nieve avanza sobre las señales de tránsito.

Partí cómodo, a las 12.30, con unas frutas y temo con café. Estaba algo nublado, con una luz amable para fotografiar cielos, montañas y nieve.

Hay que manejar con precaución.

Para mi asombro, el caudal de autos, camionetas, camiones y ómnibus por la ruta, en ambos sentidos, era extraordinario, y el hielo en el piso no ayudaba en nada…

Una hora llevó transitar 8 km en un tramo de la travesía… la idea de llegar al Falkner se vería modificada, por fuerza mayor, la helada que volvía rápida, entrada la tarde hacía muy riesgosa la vuelta…

Apenas unos 5 km pasando la entrada a la ruta 19, otro mundo “blanco” apareció ante mis ojos.

Altísimos bardones sobre las banquinas y “dunas” de nieve de casi 2 mts de altura por doquier.

Las señales de transito casi quedaban tapadas, los alambrados de los campos apenas se divisaban bajo montículos de nieve en polvo, pura, blanca y brillante, una tranquera apenas asomaba, los bosques y montañas exultantes, rodeaban todo y mis sentires explotaban de emociones.

Detalles, texturas, y autos llenos de visitantes fueron por horas mi compañía, el sol asomaba a cada rato, para ayudarme a calentar las manos, el atardecer insinuaba una pronta presencia, y el frío arremetía, pero la gente no paraba de disfrutar en las barrancas con sus “culipatines”.

La tranquera, casi oculta por la nieve.

Decenas de autos detenidos sobre las angostas banquinas y niños, y no tanto disfrutando el final de la tarde, a las espera de unas tremendas torta fritas, recién salidas del disco, en el puestito del poblador a la vera de la 40,  en una temporada extraordinaria, por la cantidad de visitantes y por la nieve caída.

Mañana, seguro será otro gran día de este 2022 invernal. Si vas a transitar la ruta 40 en invierno: abrigo, cadenas (es recomendable portarlas) y agua caliente por si hay que esperar un rato para circular.

Y chequear el pronóstico metereológico y el parte diario de la Dirección de Vialidad Provincial de Neuquén. Esto decía hoy: «Transitable con precaución. Baja adherencia. Posible formación de hielo. Equipos operando. Portación obligatoria de cadenas. Zona de animales sueltos.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Vacaciones de invierno en San Martín de los Andes: dunas de nieve, culipatín y postales de los Siete Lagos