La roca no cayó y la ruta a Villa La Angostura sigue cortada

Está habilitado Siete Lagos y funciona el puente acuático con Bariloche por catamarán. Las detonaciones no alcanzaron para hacer caer todo el macizo. Nación analiza los pasos a seguir.



Para el Ministerio de Transporte de la Nación, los intentos por remover la roca que representa un peligro para el tránsito sobre la Ruta 40, fueron exitosos. De todos modos, el gobierno sigue sin dar certezas sobre el despeje del camino, principal acceso a Villa La Angostura.

Fuentes oficiales de Neuquén afirmaron, en cambio, que las detonaciones no lograron desarmar la enorme roca.

“Por el momento, la circulación por el corredor entre Villa La Angostura y Bariloche permanecerá interrumpida, a la espera del inicio de los primeros trabajos de despeje de la calzada”, dijeron.

En La Angostura, donde todos los servicios funcionan con normalidad, esperan la habilitación de su principal acceso para revertir la caída de reservas que provocó esta contingencia. Se puede llegar desde Bariloche, cuyo aeropuerto abastece de turistas la localidad, a través de un transfer terrestres que lleva hasta Puerto Huemul y de ahí en catamarán hasta Bahía Manzano y el puerto de La Angostura.

La semana que viene se cumplirá un mes del episodio en el que una roca se desprendió de la ladera del cerro y cayó sobre el asfalto, al parecer como consecuencia de la gran nevada de dos días antes y los efectos de expansión de la nieve por congelamiento.

Foto gentileza

La cartera que conduce Guillermo Dietrich dijo que ayer por la mañana, los profesionales a cargo del operativo realizaron una nueva evaluación en la zona del derrumbe, a 20 kilómetros de La Angostura y 50 kilómetros de Bariloche y, especialmente en el bloque de rocas inestable, para determinar los pasos a seguir a fin de lograr removerlo.

“La detonación se efectuó pasadas las 18.30 y generó la fragmentación y desprendimiento de la mayor parte de la cresta del bloque inestable, quedando un sector de menor tamaño sin remover”, informaron desde el Ministerio de Transporte de Nación.

Las microdetonaciones estuvieron a cargo de los efectivos del Batallón de Ingeniería de la Sexta Brigada del Ejército, con la supervisión de la empresa Camuzzi y Vialidad Nacional.

Dietrich presenció las detonaciones a lo largo de varias horas. Recién por la noche regresó a Buenos Aires. En esta oportunidad y a cuatro días de las elecciones PASO, los medios de la prensa no fueron informados respecto a la visita del funcionario nacional en la zona.

“Las microdetonaciones fueron exitosas desde el punto de vista técnico y se mantuvieron dentro de los valores normales para no afectar al gasoducto central de Villa la Angostura, que se encuentra enterrado a unos 50 centímetros por debajo de la zona de banquinas de la ruta 40”, quisieron ser optimistas en el ministerio.


Comentarios


La roca no cayó y la ruta a Villa La Angostura sigue cortada