Las tribunas de la región volvieron a estar llenas después de mucho tiempo

La final fue una fiesta y dejó buenas sensaciones para el deporte regional.




Una final histórica. Un campeón que hace mucho tiempo no festejaba y lo hizo nada menos que en un clásico, con un gran marco de público. Más allá del resultado deportivo, que siempre genera impacto, lo más asombroso que dejó la tarde del domingo 26 de septiembre de 2021 es la cantidad de gente que hubo en el Luis Maiolino.

La ida en la Visera ya había sido muy popular y la hinchada de Cipo fue a apoyar al equipo demostrando el deseo de ir a la cancha. Los de Roca no fueron menos y llenaron la platea y la popular que el Naranja tiene habilitada. Más de 5 mil personas en una definición de Liga es algo que no pasaba hace tiempo en la zona y que ocurre muy poco a nivel país.

Influyeron varios factores. La necesidad de volver a vivir lo que significa un partido de fútbol, un hecho cultural en sí mismo para los fanáticos en Argentina, repercutió en la asistencia.

También hizo lo suyo la parte deportiva, porque no todos los días un clásico define un campeonato. Ambos planteles mezclaron jugadores jóvenes con otros de varios partidos de experiencia en el Federal A o el Regional Amateur. La propuesta invitó que la gente se acercara al espectáculo y, más allá de algunas imprecisiones lógicas por lo que había en juego, las emociones no faltaron.

No fue un día más para el fútbol regional, ya que definió al primer campeón de la categoría superior de la Liga Confluencia desde que la pandemia irrumpió la vida cotidiana del ser humano. Pasaron muchas cosas en estos tiempos, varias de ellas dolorosas.

Entre tantas idas y vueltas, las ''reuniones sociales'' fueron las más afectadas. Y vaya si el fútbol lo es. Muchas caras que hace tiempo no se veían volvieron a recorrer los estadios regionales.

El árbitro Román Domínguez pitó el comienzo del partido a las 16:23 varios minutos después de lo pautado. El cotejo se demoró por la cantidad de hinchas que estaba ingresando al estadio.

Como en los viejos tiempos, el público futbolero acudió masivamente a disfrutar de una tarde en la que había mucho en juego y esa es, quizás, la gran victoria para una Liga Confluencia donde la mayoría de las cosas que se logran, llegan a pulmón.


Comentarios


Las tribunas de la región volvieron a estar llenas después de mucho tiempo