Nación desistió de la emergencia para el turismo y presentó un plan

El nuevo proyecto obtuvo dictamen de mayoría anoche en la comisión de Turismo. Contempla inversiones en obras, devolución de compra anticipada y extensión de los ATP para salarios.




Los diputados de la comisión de turismo se reunieron anoche y emitieron dictamen dividido por un plan de auxilio para el turismo.

Los diputados de la comisión de turismo se reunieron anoche y emitieron dictamen dividido por un plan de auxilio para el turismo.

En un sorpresivo giro, el Gobierno nacional a través de sus diputados del Frente de Todos, logró ayer imponer un nuevo proyecto para el sector turístico mediante el que crea un plan de auxilio y promoción, pero se desiste de la declaración de la emergencia para el sector.

La Comisión de Turismo de Diputados analizó ayer por videoconferencia dos proyectos en los que se coincidía con el diagnóstico crítico del sector turístico de todo el país pero se difiere en la asistencia del Estado.

Por eso, se emitió dictamen dividido con una mayoría para el proyecto del oficialismo que establece el llamado “plan de auxilio, capacitación, infraestructura y promoción del turismo nacional”. Enfrentado quedó la oposición que impulsa la declaración de emergencia turística. Los votos resultaron con 17 por el plan y 14 por la emergencia.

La declaración de emergencia era demandada con firmeza por el sector empresario de Bariloche que días atrás había manifestado su inquietud por la demora. También ayer la gobernadora Arabela Carreras hizo un planteo público a favor de la emergencia.

Los diputados habían comenzado a trabajar el mes pasado en la emergencia  con un proyecto del oficialista Gustavo Fernández Patri, quien ahora presentó una nueva iniciativa promovida por el Gobierno nacional, en la que establece un plan y no una declaración de emergencia. Este cambio molestó a la rionegrina Lorena Matzen (UCR), quien cuestionó que se deshaga el trabajo que se venía realizando incluso con el aporte de todos los sectores del turismo.

La reunión de comisión se realizó ayer por la noche y cerca de las 21:30 concluyó con la votación de los dictámenes divididos. Ahora sigue el curso legislativo con una fuerte división en la política que adoptará la nación respecto de la industria del turismo, que acusa una severa crisis por la pandemia del coronavirus.

El proyecto oficialista que tuvo la mayoría de los votos, para Fernández Patri es “superador a lo que originalmente habían pensado” y destacó que “contempla gran parte de los pedidos que se han hecho”.

Matzen le respondió que “el turismo no necesita un plan, lo que necesita es una ley de emergencia que los venga a salvar de no caerse”. La rionegrina, que es autora de uno de los proyectos de emergencia, consideró que la iniciativa del Frente de Todos “vendría bien para la postpandemia”. También indicó que era una provocación que uno de los artículos establezca que las empresas del sector deban acreditar que no tuvieron ingresos.

La diputada radical pidió al Frente de Todos “recapacitar” para llegar a un consenso que ofrezca soluciones al sector turístico.

El proyecto del Frente de Todos  contempla herramientas para la reconstrucción del turismo con inversiones estatales, el compromiso de extender los ATP para pagar sueldos hasta el fin de la cuarentena y un régimen de fomento para potenciar la demanda nacional con un aporte de 16.000 millones de pesos.

Los diputados del oficialismo señalaron además que no era necesaria la emergencia porque las empresas del turismo entran en la moratoria que presentó el Gobierno esta semana y los créditos a tasa subsidiada. Desde la oposición se cuestionó la falta de exenciones de impuestos para el sector turístico.

El programa de fomento consiste en la entrega de cupones de crédito equivalente al 50% del valor de cada operación de compra anticipada de servicios turísticos (adquiridas hasta fines de 2020) por parte de personas físicas, financiado por el Estado a través de partidas presupuestarias específicas para este fin.

La iniciativa incluye el también vigente el llamado Plan 50 Destinos, con un fondo de 1.200 millones de pesos, para obras en todas provincias, que recibirán  60 millones cada una, para la puesta en marcha de dos obras que apuntarán a dinamizar la actividad, con mejoras que fortalezcan la oferta turística y fomenten la competitividad sectorial, detalló la agencia Télam que agregó que además habrá programas de auxilio a prestadores y empresas con un fondo de 2.525 millones de pesos. 


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Nación desistió de la emergencia para el turismo y presentó un plan