Carreras-Palmieri es la fórmula de Juntos: las razones detrás del anuncio

El gobernador prefiere a su ministra. “Un peronista no”, le dijo a Pesatti cuando se anotó. Insiste con su frente anti-Soria y sumó la “defensa a la injerencia nacional”. Llamó a “votar la boleta verde”.



1/2
La exministra de Turismo tuvo protagonismo central en el acto de anoche en Fernández Oro.

La exministra de Turismo tuvo protagonismo central en el acto de anoche en Fernández Oro.

2/2
Foto: César Izza.

Foto: César Izza.

Arabela Carreras y Alejandro Palmieri se convirtieron esta madrugada en la nueva fórmula de Juntos Somos Río Negro.

El anuncio oficial lo hizo el gobernador, Alberto Weretilneck, en su cuenta de Twitter, cerca de la 1.30 de este sábado.

De esa manera el oficialismo cerró una jornada de arduas negociaciones, después del fallo de la Corte Suprema que inhabilitó al mandatario para las elecciones del 7 de abril.

La opción de Pedro Pesatti, que reclamó esa proyección, no logró el consenso suficiente, a partir de que el gobernador se inclinó por su exministra de Turismo.

El mandatario mantiene su núcleo estratégico de campaña: ofrecer un frente no peronista para polarizar con el FpV, de Martín Soria. Pondera, además, la referencia regional. Se inclina por Carreras, pues lo desvela el voto de Bariloche y, también, se abrió en favor de Palmieri para la vice por la representación del Alto Valle.

La resolución se adoptó en Cipolletti en un encuentro de la dirigencia de Juntos tras participar del acto en Fernández Oro, que intentó mitigar el impacto de la inhabilitación del gobernador.

Urgía la nueva fórmula y, por eso, Weretilneck los reunió para su formalización. Se sorprendió con la autopostulación de Pesatti cuando lo llamó al mediodía para convocarlo al Alto Valle. Su vice se anotó.

“Un peronista no, Pedro”

lo cortó Weretilneck

El viedmense quiso abundar en razones, y Weretilneck le propuso continuar en Cipolletti. Advirtió que ese corrimiento no sería sencillo y adelantó luego esa reunión para anoche, siempre consciente de la urgencia de la definición.

Ese debatido cónclave reunió al gobernador, el vice, Carreras, Palmieri, Facundo López, Marta Milesi, Carlos Valeri, Luis Di Giácomo, Mónica Silva, Silvia Morales, Adrián Casadei, Sandra Recalt, entre otros.

Pesatti concurrió dispuesto a pulsear. “Cinco años fui su vice. ¿Qué condiciones hay que reunir para ser candidato?”, repetía el viedmense frente a cada interlocutor. Negaba el irrestricto sostenimiento de la estrategia, pues el “escenario no es el mismo”. Pero, su posicionamiento fue minoritario en la reunión, y Weretilneck minimizó el desaire político, reiterando la conservación del plan electoral delineado y el corrimiento en favor de Carreras.

El mensaje proselitista –rápidamente– incorporó cambios con la inhabilitación para su conductor. Apretujado por la noticia, Weretilneck delineó a la mañana que Río Negro debe pararse en “defensa de la intromisión nacional” y mantuvo su polarización con el proyecto de Soria. Puso enfrente, en igualdad de condiciones, al candidato del FpV y su par de Cambiemos, Lorena Matzen.

Machacó con esa idea, a la tarde, en un vídeo y, en la noche, cerró el acto de Fernández Oro con un pedido para evitar que “instalen un proyecto que obedezca a Buenos Aires”, además de su “autoritarismo, soberbia, agravios…”. Reclamó no permitir que “nadie nos arrebate nuestra soberanía” y, para eso, llamó a votar “la boleta verde”.

Antes, sólo habló Carreras aunque Weretilneck posicionó luego en el escenario a Pesatti y Palmieri. Fue la foto del reacomodamiento pero, todavía, falta para ese real estado.

Análisis

*Por Hugo Alonso

Un salto sin red con final abierto

El rechazo de la Corte a la candidatura del gobernador Weretilneck permite sacar varias conclusiones sobre el proceso previo al fallo.

En primer lugar, que la jugada del mandatario tuvo una alta dosis de audacia.Weretilneck saltó sin red a la carrera electoral. Sus certezas se limitaban a la provincia y cuando tuvo que defender su postulación en Buenos Aires entró en un terreno con variables incontrolables para él y para su entorno.

Además del precio por intentar forzar la Constitución, ayer pagó varias cuentas nacionales que no lo tenían como protagonista central.

Ahora bien, ¿puede entenderse la estrategia oficialista como un fracaso absoluto?Sería arriesgado interpretar el fallo de la Corte como el primer paso de un escenario irreversible.

La misma oposición celebró la decisión, pero lejos estuvo de la euforia triunfalista. Weretilneck no llegó a la otra orilla, pero llevó a Juntos a un lugar del río que ningún otro dirigente hubiese alcanzado.

Adelantar los plazos, plantear una campaña corta e instalarse como candidato permitió al gobernador bajarse de la carrera dejando a su partido con un semblante bien distinto al que tenía hace un año ante el FpV.

Tomó todo lo que tenía a mano y tensó la cuerda al extremo, hasta que la Corte le dijo que algunas de esas herramientas no estaban permitidas.

Ahora hablarán los rionegrinos. El 7 de abril se sabrá qué pesa más a la hora de votar: procesos y métodos o resultados.


Comentarios


Carreras-Palmieri es la fórmula de Juntos: las razones detrás del anuncio