Logo Rio Negro

Sin la gobernadora, Domingo festejó el triunfo en Bariloche

Los resultados en la ciudad con el padrón más grande de la provincia sorprendieron a propios y extraños. Arabela Carreras decidió volar a Viedma. Hubo alegría en el local partidario, donde sí estuvo el intendente Gennuso.





Agustín Domingo festejó doble en su ciudad: el triunfo en la provincia y el resultado tan trascendente como imprevisto que obtuvo en Bariloche. En el local de Juntos Somos Río Negro donde se festejó a pesar del frío hubo una ausencia insoslayable, la de la gobernadora Arabela Carreras, que luego de votar a muy pocas cuadras de su casa, voló hacia Viedma con el pretexto de las obligaciones que hoy temprano la esperaban en la capital.

Según los datos extraoficiales que se manejaban anoche, Domingo se impuso en Bariloche con el 33,60% de los votos.
Las tres listas de Juntos por el Cambio sumadas se colocaron en un segundo lugar, con el 26,30%. Se ubicó primero Aníbal Tortoriello con un 15,91%, seguido de Mario De Rege con 7,7% Germán Jalabert con 2,69%.

El Frente de Todos quedó en tercer lugar con un 26,22% de los votos.

Los resultados en Bariloche sorprendieron a propios y a extraños, más allá de las declaraciones públicas en otro sentido. Había esperanzas de un buen resultado en la provincia, pero miraban con desconfianza lo que podría ocurrir en Bariloche, donde el peronismo hace años que se impone en este tipo de elecciones nacionales gracias a la fuerza de los sectores más pobres concentrados en el Alto, que le son fieles al PJ, aunque también a Alberto Weretilneck, cuando estuvo en disputa el gobierno provincial.

En el entorno de Domingo analizaron, de manera preliminar porque falta un estudio más profundo de los números, que buena parte de los votos de la clase media y alta que se expresa en la zona oeste y que suelen ir hacia la UCR o el macrismo, mutaron hacia JSRN.

Domingo vive, precisamente, en esa zona de Bariloche.

Anoche festejó con mesura, porque su estilo es muy discreto, a pesar de la euforia de los militantes. Lo acompañaron el intendente Gustavo Gennuso y el legislador Juan Pablo Muena, que fue el organizador de los últimos pasos de la campaña de JSRN.

“Tenemos expectativas de sumar más adhesiones” en las elecciones generales de noviembre, se entusiasmó el ahora candidato y exministro de Economía de la provincia durante los últimos años del gobierno de Alberto Weretilneck y los primeros meses de Carreras.

“Este es el triunfo de un equipo, el equipo de Juntos Somos Río Negro, que decidió darle la espalda a la pelea nacional, que no sirve para nada”, definió.


Sin autocrítica



En cambio, en el hotel céntrico donde el Frente de Todos esperaba los resultados, hubo caras largas.

Pasadas las 21 llegó al lugar Ana Marks. “Más que autocrítica, se hacen evaluaciones políticas. Este es un primer paso, es una Primaria, vamos a hacer una revisión total de la estrategia que tenemos”, dijo luego de reconocer la derrota en la provincia pero no en la ciudad.

Aceptó que “el gobierno nacional perdió un poco del acompañamiento que tuvo en 2019” y lo relacionó con la pandemia y la crisis de la economía. “Fue un tiempo muy difícil para la ciudadanía”, observó la candidata.

Aclaró que “lo de hoy es una foto” y que no es trasladable a la elección definitiva, que se realizará en dos meses. Su expectativa es que el FdT se vea favorecido por “los números de la macroeconomía y la situación sanitaria, que se van a ir acomodando”.

Muchos barrios de Bariloche amanecieron con una capa de nieve que se hacía más alta hacia el sur y el oeste. En las zonas más bajas la lluvia también llenó de barro las calles de tierra de muchas escuelas.

Tal vez haya sido por esta característica meteorológica, mezclada con algo de apatía, lo que provocó que cerca de un 40% del padrón no acudiera a las escuelas para votar.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Sin la gobernadora, Domingo festejó el triunfo en Bariloche