Neuquén avanza en el cobro de la tasa vial

Quienes carguen nafta en Neuquén, se transformarán en contribuyentes de la ciudad, según se especificó en la reglamentación de la ordenanza de emergencia vial que creó la tasa municipal del 4,5% al litro neto (sin impuestos) de nafta o gasoil

La reglamentación de la tasa vial en Neuquén estableció que todos los vehículos que carguen nafta o gas en el ejido, son contribuyentes de la ciudad. El servicio por el que tributan es el de la «planificación, sostenimiento y mantenimiento de la infraestructura vial y el sostenimiento de la Movilidad» urbana y seguridad vial que hay en la metrópoli. La vigencia de la tasa se revisará en un año más

La definición buscará zanjar presentaciones judiciales del sector hotelero y gastronómico, en el caso de San Martín de los Andes, que objetaron la instalación de un nuevo impuesto, ya que los municipios cobran tasas por el servicio que prestan.

La tasa fue incorporada a la ordenanza tarifaria de la ciudad tras la sanción en calidad de urgente el 22 de febrero y destacó que el servicio que se presta es el de la planificación y sostenimiento de la movilidad y seguridad vial en la ciudad.

Y son contribuyentes «los sujetos que adquieran en el ámbito de la municipalidad de la ciudad capitalina, los combustibles liquidos (nafta) o de gas» natural. Los expendedores fueron establecidos como los «agentes de percepción» de la tasa y deberán declarar al término de cada quincena (los dias 18) la cantidad de litros vendidos y remitir el importe por el 4,5% del valor de cada litro neto (libre de impuestos).

Según la propia información que los estacioneros brindaron en las reuniones mantenidas con autoridades de Neuquén y Cipolletti durante el verano, la ciudad de Neuquén vende unos 15 millones de litros de combustibles, mientras que Cipoletti, expende 3 millones de litros al mes.

Los dueños de las estaciones de servicio, que están en contra de la aplicación de la alícuota, aseguraron que el consumo de nafta bajó un 15% en San Martín de los Andes, la única ciudad de Neuquén que implementó la tasa vial para suplir la falta de remisión del subsidio del transporte en el interior, que se cobra por cada litro de nafta en todo el país, pero «sólo se distribuye en Buenos Aires», insistió el gobierno capitalino.

El cálculo estimado por cada tanque lleno de nafta -de 40 a 60 litros de capacidad- rondaba los 1.300 a 1.500 pesos más en concepto de tasa vial de Neuquén.

Según los números cifrados por la comuna capitalina, la tasa vial implicará que en el precio neto (sin impuestos nacionales) $23,85 adicional para el litro de nafta súper; $30,69 para el litro de nafta premium y $28,12 para el litro de gasoil común.

Aunque es una tasa municipal, no se incrementará cada tres meses por inflación como el resto de los ítems contenidos en la tarifaria. Al ser una alícuota, el valor (4,5% por litro de nafta o gasoil sin impuestos) subirá con cada incremento de combustibles.

La reglamentación de la ordenanza neuquina no especifica cuánto será el porcentaje que cobrarán los estacioneros por ser agentes de percepción de la tasa, que deben girar a las cuentas del municipio. En febrero, se señalaba el 2% sobre el total rendido como tasa, luego se especuló un 2,5 y se filtró de negociaciones hasta un 5%. La reglamentación no lo establece, aunque fija claramente sanciones por falta de pago y omisión.

Los fondos serán remitidos a un fondo específico para la «movilidad urbana» que contempla paliar la situación de emergencia vial y del transporte público. El fondo se constituirá por la tasa vial y los recursos que se giren por movilidad urbana, con reasignación de partidas, según las necesidades de la comunidad en cuanto a acciones que se requieran tendientes a obras planificadas por movilidad urbana

La tasa se revisará a un año de su vigencia


La tasa vial será revisada tras un año de puesta en vigencia. Aún no se implementó el cobro en Neuquén, sin embargo, la publicación en el boletín oficial del decreto reglamentario y la distribución de instructivos en las estaciones de servicios, son el preámbulo de la puesta en marcha de la percepción.

La tasa se cobrará como parte de la emergencia vial y de transporte público que tendrá vigencia por 2 años (24 meses) en función de mejorar la «sustentabilidad vial y del sistema de movilidad y tránsito urbano en condiciones es de generalidad y regularidad».

A los 12 meses de ser implementada, se deberá determinar «la continuidad» o no de la emergencia, que creó la tasa y la generación de recursos extras con destino al fondo para la movilidad urbana.

La secretaría de Finanzas y el Ejecutivo, fue facultada, además de negociar el porcentaje para los estacioneros, a gestionar ante el BPN la eximición de las comisiones y gastos bancarios que deriven del funcionamiento del Fondo Específico de Movilidad Urbana.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora