Represalias por las fotos de pacientes covid internados en catres en Cinco Saltos

La directora renunció a su cargo por una situación personal, pero también impulsada por una movilización. El médico que viralizó las fotos sostiene que no le pagan las guardias.

A mediados de mayo, la viralización de una serie de imágenes con pacientes internados en catres en el hospital de Cinco Saltos reflejó la grave crisis sanitaria en la región. Fue el momento más crudo, hasta la fecha, que impuso la segunda ola por el coronavirus. El colapso sanitario era un denominador común en todos los centros de salud, pero el impacto de las imágenes puso la atención sobre el hospital de Cinco Saltos. 


Rápidamente se organizó una movilización en la localidad en reclamo de un nuevo hospital, entre otros pedidos. Algunos carteles exigían la renuncia de la directora del centro de salud Susana Marezi. Atravesando una delicada situación personal, la licenciada dejó su cargo. Fue la primera consecuencia de las imágenes que fueron difundidas por el médico Horacio Doyenard.


El profesional que forma parte de la planta de Cipolletti realiza guardias en Cinco Saltos y contó, en aquella oportunidad, que la situación del centro de salud era "límite". El médico aseguró a RÍO NEGRO que no le pagaron las guardias que prestó en el hospital de Cinco Saltos luego de difundir esas imágenes y dar algunas entrevistas en diferentes medios regionales.


Si bien no puede aseverar que sea un castigo por "haber mostrado una realidad", contó que representa el 70% de su salario y que es "evidente" lo que pasó. Por otro lado, detalló que la situación sigue siendo crítica en el establecimiento sanitario.



La palabra de Doyenard


Doyenard precisó que durante dos semanas de mayo, cuando viralizó las imágenes estaba solo en la guardia y que ahora son dos médicos. "Cobré un sueldo muy magro, que es miserable. No cobré las guardias que presté en ese momento. Hace varias semanas que vengo reclamando ese pago, la respuesta es que están atrasados. Pregunté si era una represalia, pero me dijeron que no podían confirmarme eso", señaló.  


El médico, que también formó parte del equipo de salud pública en Catriel, es partime en el hospital de Cipolletti y también presta servicio en el ámbito privado. Aseveró que el gobierno provincial solo responde a la demanda "con parches".

"No tenemos internet en en la guarida, ni telefonista, a veces perdemos un enfermero o enfermera horas porque están atendiendo la demanda telefónica.  Las medidas se toman para salir del paso y no para resolver los problemas de forma definitiva".

Agregó que durante el pico de la segunda ola los pacientes esperaban en el garaje de la ambulancia "a la intemperie". "Por suerte la situación mejoró porque bajó la demanda", añadió.


La palabra de la exdirectora



Susana Marezi dejó la dirección del hospital de Cinco Saltos el 25 de mayo
. Casi dos semanas antes su pareja había ingresado a la terapia intensiva por un grave cuadro de covid, donde aún permanece desde el 14 de mayo. Por esta razón, principalmente, tomó esa determinación de presentar su renuncia, aunque también estuvo vinculado al reclamo social social como una forma de evitar más conflictividad social.

La licenciada le contó a RÍO NEGRO que si  no estuviese atravesando esta situación personal seguirá al frente del centro de salud y agregó que hubo una "utilización política" de la situación. Marezi también sufrió el covid pero no se recuperó rápidamente. 

"Había pacientes internados en camillas, pero era una realidad de todos los hospitales de la región. Por eso se habilitaron dentro de la guardia más camas. La guardia del hospital es chica, pero nunca se dejó de atender a un paciente", señaló.

Sobre la situación puntual de Doyenard, aseguró que "siempre" se le pagó el salario en tiempo y forma y que incluso ella se encargaba de solicitar un servicio de taxi para que vayan a buscar al médico a Neuquén -donde reside- "porque sino no venía".  Detalló que llegó al hospital de Cinco Saltos por un pedido exclusivamente de él y que iba a " cumplir" su carga horaria.

"No tendría que haber salido a decir a los medios que era perseguido, o que no se le pagaba porque nunca sucedió, al menos mientras yo estuve a cargo", precisó.

Agregó que: "Doyenard  pertenece al personal del hospital de Cipolletti. Con el tema de la pandemia no había consultorios externos, entonces él realizaba guardias en el hospital pero que formaban parte de su carga horaria", contó. Es decir que solo se le pagaba como horas extras cuando supera las 40 horas en la guardia de Cinco Saltos.  


Maresi aseguró que se "utilizó políticamente" las imágenes. "Los involucrados en la vida pública y profesional no sumaron, sino que por el contrario utilizaron políticamente o por cuestiones personales obtener un rédito que a la fecha aún con mi renuncia eso no sucedió para mejorar. Nadie sumó nada, todos tiraron agua para su propio molino y la situación no cambió", señaló.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Represalias por las fotos de pacientes covid internados en catres en Cinco Saltos