El fondo anticíclico de Neuquén debutará en 2022 con más de $2.500 millones

La herramienta fiscal que aprobó la Legislatura durante la pandemia entrará en vigencia el próximo año. Se nutrirá de regalías de exportación. Tras diez años, los recursos derivados del gas y el petróleo volverán a ser la principal fuente de ingresos de la provincia.





El presupuesto que presentará el gobernador Omar Gutiérrez esta semana en la Legislatura dará las primeras pistas para el debut del Fondo de Estabilización y Desarrollo del Neuquén (FEDEN) o fondo anticíclico, cuya entrada en vigencia se estableció a partir del 1 de enero del 2022. Las estimaciones oficiales indican que podría embolsar más de 2.500 millones de pesos durante su primer año, si es que se cumplen las pautas de producción hidrocarburífera tal como están proyectadas.

La ley 3269 que sancionaron los diputados en noviembre del 2020 creó este fondo bajo la figura de un fideicomiso. Según estableció la norma, se nutrirá del 50% de las regalías correspondientes a la producción exportada de petróleo y de gas natural, bajo ciertas condiciones. Adicionalmente, podrá recibir recursos que defina el Poder Ejecutivo, además del dinero que reciba por la rentabilidad de sus propias inversiones.

Según los cálculos que manejan en el ministerio de Energía por estos días, para el año que viene la producción de barriles de petróleo se ubicaría en 244.300 barriles diarios, un 26% por encima respecto al 2021. Como referencia, se prevé un precio interno de 54 dólares y uno para el mercado externo, el que se utilizaría para el cálculo del fondo anticíclico, de 61 dólares.

En cuanto al gas, las previsiones también se muestran alentadoras, aunque en menor medida que para el petróleo. El crecimiento esperado es solo del 9% para el 2022, con un promedio de 68,2 millones de metros cúbicos día y un precio promedio que permanecería similar al actual, dado que el Plan Gas.Ar estableció precios fijos para alrededor del 70% de la demanda por tres años.

La predominancia de los recursos provenientes de la actividad hidrocarburífera, sin embargo, será marcada tanto en el cierre de este año como en el próximo. El gobierno estima finalizar el 2021 con más de 69.199 millones de pesos por regalías de gas y petróleo, número que superaría los 67.781 estimados para la recaudación de impuestos. El escenario se repetiría en el 2022, según el proyecto de presupuesto que aún se está elaborando: los ingresos hidrocarburíferos superarían los 100.321 millones de pesos versus 94.792 millones de los recursos tributarios.

Si tales previsiones se cumplen, las regalías volverán a ser la principal fuente de ingresos de Neuquén, algo que no sucedía desde el 2012.

La participación de los envíos nacionales, en cambio, seguirá decreciendo en comparación. Para el 2022 se estima que ingresen 83.221 millones en concepto de coparticipación y leyes especiales.

En números

70%
de los recursos del presupuesto del 2022 serán propios: de recaudación y regalías hidrocarburíferas.
$278.336
millones prevé obtener la provincia el próximo año de sus tres principales fuentes de ingresos.

¿Por qué el petróleo en el país se paga 30 dólares más barato?


El gobierno neuquino estima un precio del barril doméstico de 54 dólares. ¿Por qué no 85 como cotiza el Brent ó 61 como estima el de exportación? El mercado nacional, que tiene garantizado el abastecimiento antes permitir exportaciones, es complejo de entender. Cuatro empresas refinan petróleo en el país con una de ellas, YPF, que tiene una posición dominante.

El precio del barril interno hoy está básicamente determinado por el surtidor en el acuerdo entre productor y refinería.

Además, presiona que el valor de exportación absorbe, sobre el precio de referencia, un descuento de calidad y el peso de las retenciones. Sin embargo, el componente decisivo, más que el precio del barril es la cotización del dólar que, con una tendencia devaluatoria y un precio congelado en surtidor, se convierten en un ancla para alcanzar el valor internacional.


Comentarios


Seguí Leyendo

El fondo anticíclico de Neuquén debutará en 2022 con más de $2.500 millones