La historia del conflicto mapuche en Villa Mascardi

La lof Lafken Winkul Mapu permanece en un predio de parques nacionales desde 2017 y extendió su ocupación a otros predios públicos y privados. Hoy se realiza un importante operativo comandado por la Policía Federal.

Redacción

Por Redacción





En noviembre de 2017 una desconocida lof Lafken Winkul Mapu irrumpió en la escena pública en la cordillera cuando anunció la “recuperación del territorio” en jurisdicción de parques nacionales, en Villa Mascardi, a unos 35 kilómetros de Bariloche.

La fiscal federal subrogante Sylvia Little tomó la denuncia de la ocupación del predio de parques nacionales. Los ocupantes integran una familia del barrio Virgen Misionera de Bariloche, con reconocimiento legal como lof Colhuan Nahuel y dijeron haberse instalado en Mascardi ante la definición de la machi (guía espiritual) Betiana Colhuan que señaló ese predio como el elegido para desarrollarse como autoridad espiritual.

La fiscal pidió el allanamiento del predio y el 23 de noviembre de 2017 se realizó la orden de desalojo que indicó el juez subrogante Gustavo Villanueva. En ese procedimiento detuvieron en el lugar a 6 mujeres mapuches, otros integrantes de la lof escaparon por el bosque.

Dos días después, el 25 de noviembre, el grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina irrumpió nuevamente en el predio en busca de los ocupantes que habían huído días atrás y en ese procedimiento mataron de un disparo por la espalda a Rafael Nahuel, un joven que había acudido a acompañar a los ocupantes, familiar directo de la machi.

A Rafael dos integrantes de la comunidad, Fausto Jones Huala y Lautaron González, lo trasladan ya herido de muerte a la ruta 40, fueron detenidos por corto plazo y liberados. De manera posterior, Jones Huala se presentó ante la convocatoria judicial y fue condenado por resistencia a la autoridad y usurpación. González permanece prófugo.

El gobierno nacional encabezado en ese momento por Mauricio Macri defendió la actuación de la fuerza federal y abonó la teoría del enfrentamiento y la posesión de armas por parte de los mapuches.

Tras el homicidio de Rafael Nahuel la tensión escaló. Se sucedieron cortes de rutas, agresiones de automovilistas, ataques a propiedades vecinas y nuevas ocupaciones.

Los ocupantes de la lof Lafken Winkul Mapu anunciaron la resistencia y dijeron desde entonces que “darían la vida” por la causa mapuche.

Por la investigación del homicidio de Nahuel no hay detenidos y la causa continúa para determinar qué albatro efectuó el disparo que mató al joven.

A fines de 2018 el juzgado federal volvió a manos del juez Leonidas Moldes que en enero procesó a 8 miembros de la comunidad por el delito de usurpación y también a albatros por el homicidio agravado.

En paralelo se sucedieron ataques a propiedades privadas linderas a la ocupación inicial. También se anunció desde la lof la extensión del territorio ocupado hacia la costa del lago Mascardi, el hotel de parques nacionales, un predio del Obispado de San Isidro, un terreno y cabaña de Gas del Estado y otras propiedades como la estancia La Escondida.

La inacción de la justicia para resolver el problema llevó este año a la gobernadora Arabela Carreras a pedir una intervención más directa del Estado nacional. Se armaron mesas de diálogo que no tuvieron avances concretos y la mandataria señaló al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) por respaldar la ocupación mapuche.

Hoy la fiscal Sylvia Little encabezó un operativo de inspección en la zona ocupada que pertenece al Estado nacional. En paralelo, siguen las causas en la Justicia provincial por daños y ocupaciones en propiedades privadas.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La historia del conflicto mapuche en Villa Mascardi