El foco de contagios de coronavirus viró al interior de Neuquén

El gobernador Gutiérrez habló de "localidades que tuvieron que afrontar nuevas dificultades". El director del hospital más importante de la provincia dijo que han recibido pacientes de las mismas.




El panorama del coronavirus en Neuquén que transmiten desde la Provincia cambió. Mientras se habla de una "tendencia" a la baja en la capital se señala que los casos aumentan en el interior. El gobernador, Omar Gutiérrez habló de "localidades que tuvieron que afrontar nuevas dificultades frente a la pandemia", entre las que enumeró a Chos Malal, Zapala, Rincón de los Sauces, Añelo y Villa La Angostura.

El cambio de visión comenzó a finales de octubre, cuando Adrián Lammel, el director del hospital más importante de Neuquén, estimó que en 20 días se vería una tendencia a la baja. La idea se reforzó, cuando el ministro de Salud, Ginés González García, llegó a la ciudad y afirmó que "no hay más crecimiento del pico".

La perspectiva de un cambio de foco en los contagios de la provincia se terminó de cristalizar con las declaraciones del gobernador, asegurando que “Neuquén capital ha logrado controlar al virus”, a la vez que resaltó que se estaba trabajando con las localidades que registraban más contagios. La más complicada, por la proximidad de la temporada de verano, es San Martín de los Andes, la última en ingresar al estatus de transmisión comunitaria, hace una semana.

Sin embargo el llamado de atención sobre lo que sucedió en el interior de la provincia se dio casi al mismo tiempo que llegaban las buenas noticias para la capital. Cutral Co, Plaza Huincul y Zapala ya habían sido catalogadas como localidades con transmisión comunitaria lo que se había justificado por la circulación entre las tres. Pero el 2 de noviembre Rincón de los Sauces pasó a engrosar esa lista y, pocos días antes, Chos Malal comenzó a alternar medidas de cierre.

En Chos Malal, los conglomerados se centraron en el personal de seguridad que trabajaba en los retenes y un proveedor de lácteos, pero no se había podido confirmar el caso cero. Según la última información que se divulgó de la zona sanitaria III, que abarca el norte neuquino, "continúa en curso la investigación del brote en la localidad".

A pesar de desconocer esta información, todo parecía bajo control, pero una señalada (señalar animales) en el paraje Cortaderas originó un foco de contagio de 70 personas, según indicó el intendente Hugo Gutiérrez. Por esto, las restricciones se extendieron 14 días más. Además, contó que habló con el intendente de Añelo, Milton Morales, para que se acople a las restricciones porque todavía hay siete casos "en los que no se ha cerrado el ovillo" en referencia a que no se sabe cómo se contagiaron.

En el caso de Rincón de los Sauces también culpan a las juntadas y fiestas clandestinas, especialmente a los festejos por el día de la madre y de la primavera. El paso a la transmisión comunitaria aumentó la lupa en el sistema sanitario y sectores como el Sindicato de Profesionales de la Salud (Siprosapune) denunciaron la falta de profesionales.

La tensión se sintió más con la tormenta de hace una semana, que causó pánico en la población, y con la difusión del paso del gobernador, que no habría querido recibir a los trabajadores del hospital. Para contrarrestar, hoy se anunció que "gracias a las gestiones realizadas por la Provincia", el Ministerio de Obras Públicas de la Nación aprobó el proyecto para terminar el hospital, que demandará una inversión de 353 millones de pesos.

La situación del interior se ve en la unidad covid del Castro Rendón, con el traslado de pacientes, aunque Lammel aclaró: "no es un volumen que nos haga desbordar". Además, en declaraciones a La Red, el director del hospital prefirió ser cauto: "creemos que es muy pronto porque recién en el interior está habiendo una gran cantidad de contagios y se ve en 15 días la situación".


Comentarios


El foco de contagios de coronavirus viró al interior de Neuquén